viernes, 24 de octubre de 2014

Inocencia perdida.


 En este mundo de dioses y mounstros, era una pequeña caminando por la cornisa del mismo final, cuando vi tu cara, sabía que no tenía que haberla visto, pero la seguí mirando, sé que si me alejaba del mismo final no te hubiera conocido, pero era una rebelde con ganas de vivir, cuando te hablé puse medio pie en el final y eso no bastó, hasta que no fueras mío iba a tentar al mismo dolor, cuando realmente fuiste mío estaba flotando sobre el final, "dame todo, esto es lo que realmente quiero, esto es la inocencia perdida", agarra mi cintura suavemente, vamos hasta el final del mundo, nadie te robará el alma, esas fueron vacaciones de terror, eras una luz en medio de la vida misma, que brillaba con más fuerza que todo, disparame al corazón y te fuiste, caí por la cornisa hasta el final.
 Esto es la inocencia perdida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario