sábado, 4 de octubre de 2014

ES AMOR.

 Hoy fue una noche reveladora, no de esas noches en las que te sentás a pensar, hoy fue una de esas noches en la que me perdí en tu mirada, me perdí como siempre me perdí, como si fuera la última vez que sostenía tu mirada y sonreíste, eso me bastó para saber que es amor, ES AMOR, no importa cuanto tiempo pase, no importó el viento y la lluvia, no importó el ruido, no importó nada, nada más que nosotros, juntos, contra todo el resto, contra nada, me bastaron dos segundos para sonrojarme y sonreír, para sentirme nuevamente una niña tonta y enamorada, me bastaron dos segundos para que hicieras temblar todo este universo, aunque el cielo siga arriba de mi cabeza y la tierra a mis pies, no pretendo que entiendas mis metáforas si nunca las entendiste, pero nunca, nadie, jamás va a poder negar que cuando me mirás, sentís todas mis metáforas juntas, eso y mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario