viernes, 10 de octubre de 2014

El poder de los deseos.

 En la vida todos somos energía, estamos hechos de energía, nuestros sueños y deseos son energía, y hace poco descubrí que si todo el tiempo estaba deseando que las cosas no sucedieran, efectivamente no iban a suceder, nuestro pensamiento es energía, si estamos pensando en la vista de las cosas malas, sólamente nos iban a esperar al final del día las mismas cosas que pensamos, llegó un momento, un cambio, en donde pensé "hasta acá llegaste mal" y todo cambió, al fin las cosas buenas, los buenos deseos empezaron a manifestarse, todo empezó a girar como debía y no al revés, la vida me mostró otros ojos porque me animé a mostrarle otros ojos.
 Sos más que un deseo, sos un sueño, tal vez no ahora, pero mi energía alcanzará a tu energía y sucederás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario