jueves, 16 de octubre de 2014

Contradecirme.

 Si te extraño, es porque parte de ti vive todavía en mí, y no sé como arrancarte, no sé como alejarte, no sé como desterrarte de esta memoria impaciente, impaciente porque llegues, aunque sabe que no vas a regresar, tal vez la ansiedad me habla demás y trata de convencerme de que me extrañás, para que yo te vaya a buscar, pero le digo "tranquila, si si él fue, él tiene que regresar".
 Si ya pasó el ojo de la tormenta y ahora quedan los restos, sólo me queda extrañarte y esperar.
 ¿Me extrañarás? ¿Volverás?

No hay comentarios:

Publicar un comentario