viernes, 8 de agosto de 2014

Dejé de querer encontrarte.

 En este punto, creo que todo se sostiene con un hilo, la mala suerte me persigue, las malas rachas caminan conmigo y no hay luz que pueda iluminarme.
 Vuelvo a ese lugar en donde veía los colectivos pasar, la gente pasar, el tiempo pasar, la vida pasar y nada se asimila al hecho de que si ganamos algo, efectivamente perdemos algo.
 Dejé de buscarte, dejé de querer encontrarte, te digo ésto para que no aparezcas más, para que dejes de ser las personas que miro caminar a través de las ventanas de los colectivos, las personas que veo pasar en la otra vereda, para que dejes de buscarme en mis sueños.
 Dejé de querer encontrarte, espero que también dejes de querer encontrarme y empecemos a caminar sin miedo de encontranos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario