sábado, 30 de agosto de 2014

Carta abierta a tu soledad.

 A tu soledad.
 Vos, que jugaste a quererme y nunca me quisiste y yo que juego a olvidarte, quería escribirle a esa inmensa soledad que te acompaña desde el momento en que te levantás hasta que te vas a dormir, a esa soledad que te aterra le escribo, porque sé que retóricamente todo vuelve, todos seguimos caminando hacia adelante y siento la imperiosa necesidad de decirte que vos te quedaste en el tiempo, no hay nadie más que te recuerde o que sienta lo que siento por vos, y eso en algún momento desaparecerá y entonces no habrá nadie más que te recuerde locamente y tu recuerdo morirá, y con ellos morirán todos los sentimientos.
 Hoy a tu soledad quería decirle que fuiste vos el que me cambió por ella, espero que ella te abrace como yo lo hice en algún momento, espero que ella te espere como yo lo hice en algún momento, espero que con ella te conformes como lo hiciste conmigo en algún momento, que te bese por cada vez que me mentías cuando decías que me querías, que te mire de reojo tantas veces como me prometiste que no me dejarías, que te queme en las noches, así como me quema tu recuerdo, que camine con vos y que cuando te des cuenta y quieras regresar a disculparte, sea muy tarde, porque ya se hizo muy tarde.
Ph: Mario Benedetti - Soledades.

2 comentarios: