martes, 15 de julio de 2014

El tiempo y la distancia.

 Ya pasó muchísimo tiempo desde aquel día, desde aquel momento que todavía resuena en mi cabeza.
 De a poco los recuerdos van quedando sin colores, sin emoción, están tan inertes que parecen de otra vida.
 Hace mucho que dejo que esos pensamientos vaguen en la frontera entre el recuerdo y el olvido, y hoy parece que caminan más por el lado oscuro. Creo haberme olvidado de tu perfume, de tu voz, de la gracia que me daba cuando hablabas, por más fuerza que haga lo olvido más de lo que lo recuerdo.
 Sin dudas el tiempo y la distancia son suavizantes para el amor, pero todavía me queda el sabor de extrañar algo que pareciera que nunca sucedió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario