martes, 3 de junio de 2014

Del mismo dolor vendrá un nuevo amanecer.

No te confundas, no es abandonarte, es dejarte crecer, no es rencor, es seguir adelante, no es soberbia, es amor, poder decir adiós, es crecer. 
Hay cosas que a las que hay que soltarle la mano para que puedan seguir su curso natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario