jueves, 6 de junio de 2013

  Creo que cuando todo ha llegado a su fin, todo se repite en flashes, ¿sabes? Es como un caleidoscopio de recuerdos, todo regresa, pero él nunca lo hizo.
  Pienso que parte de mi sabía que al segundo que lo vi, sabía que esto pasaría, en realidad no es algo que él haya dicho, o hecho, era la sensación que venía junto con él, y lo más loco es que, no sé si volveré a sentirme así otra vez... Pero no sé si debería hacerlo.
  Sabía que su mundo se movía demasiado rápido y se quemaba como el sol, pero pensé, ¿Cómo puede el diablo empujarte a los brazos de alguien que luce lo más parecido a un ángel cuando te sonríe?
 Quizá él lo sabía, cuando me vio. Supongo que perdí el equilibrio.
  Pienso que la peor parte de todo esto, no fue perderlo a él, sino perderme
a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario