viernes, 19 de abril de 2013

         ¿Por qué siempre tengo que ser la mala de la historia? 
 Dos personas se conocieron, se quisieron, se odiaron se olvidaron, pero, ¿Por qué? 
Porque vos no ibas a olvidarme, yo tengo que dar la espalda para que puedas seguir con tu vida, cuando por las noches me la paso sentada con tu recuerdo a mi lado. 
       ¿Por qué siempre tengo que ser la mala de la historia?
 Dos personas se olvidaron, siguieron su vida, se volvieron a encontrar, pero, ¿Por qué?
Porque es inevitable el destino, pero yo tengo que dar la espalda para que puedas seguir con tu vida, cuando las noches que estuve en tu olvido, me la pasé sentada con tu recuerdo a mi lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario