viernes, 8 de julio de 2011

Le converso a mi insomnio de vos.
Y como los fantasmas del recuerdo
salen a la noche a patotearte.

Hoy, me enseñaste una valiosa lección, creo que no tendría que idolatrar tanto a alguien, con el tiempo, los "ídolos", se me van cayendo, y los consejos, solo pasan a ser palabras. No creo que sea lo mejor, tener ídolos, siempre todo se viene abajo, por favor! Hacé que esto valga, sos lo mejor que puedo seguir.

4 comentarios: