martes, 28 de junio de 2011

-A falta de palabras, exceso de amor, a mucho frío, té caliente y muchos recuerdos.
¿Qué pasa si te digo que siempre te pienso? No es malo, no, solo es malo cuando me mirás, ai! Ni te imaginás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario